Peeling

Los peelings son tratamientos indicados para mejorar la textura de la piel. Tiene una gran variedad de aplicaciones, desde acné y piel grasa en la adolescencia y juventud, hasta el tratamiento de manchas y arrugas finas en la madurez.

Consiste en la aplicación de diferentes ácidos sobre la piel, que adelgaza la capa córnea, produciendo una renovación celular, y con ello, un rejuvenecimiento facial. Durante su aplicación se produce una sensación de calor y escozor variable (dependiendo del producto y de la sensibilidad), que dura unos minutos.

Peeling y Peeling Químico